Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

SOBRE LA MARCHA: Mala bestia

El perro en cuanto le veía entrar por la puerta ya sabía lo que iba a pasar y con su sexto sentido le sentía venir unos minutos antes de que aquello se transformara en la batalla campal habitual y salía sigilosamente de la habitación yéndose a acurrucar, adoptando una forma de churro, debajo de la encimera de la cocina. Seguro que si pudiera advertir al resto de los habitantes de la casa lo que se aproximaba ni lo dudaría. Pero la verdad es que de un tiempo a esta parte lo habían empezado a considerar como lo que en definitiva era: un perro y nada más. Nadie le hacía el menor caso. Desde un tiempo a esta parte había dejado de ser la mascota de la niña para convertirse casi en un estorbo, cuando no eran las babas, que es cierto que a veces se le caían, era las zapatillas que le encanta mordisquearlas o tenerlas junto a su cuerpo. Cuando no, la molestia de tenerle que sacar para aliviar sus esfínteres, que demasiado aguanta. Pero siempre ha sido así y nadie parecía darse cuenta de nada…