Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

SOBRE LA MARCHA: Padrepaco III

Removió la tierra con sus manos y acabó cubriendo sus uñas de un polvo espeso casi barro, como siempre habían sido esas tierras y como Casina las recordaba desde pequeña, cuando ayudaba a su abuelo a recoger lo que producía el huerto: poca cosa casi nada como decía de carrerilla él, cuando se encontraba a algún paisano por el camino y le preguntaba. Nunca se había dejado crecer las uñas porque siempre le habían enseñado que era un almacén de virus y bichos del demonio a miles a millares y ella se miraba las uñas y no podía llegar a creer que en esas uñas tan pequeñas cupieran los millares de bichos que le decían y pensaba en las manos y las uñas de Padrepaco y se las quedaba mirando a ver si podía ver alguno de esos bichos, virus o lo que fuera que tanta lata le daba a Madrepepa y sobre todo cuando íbamos a comer. La verdad es que sentía cada vez más aprensión a la porquería que se alojaba entre las uñas y se lavaba con bastante frecuencia las manos y usaba un cepillo pequeñ…