Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

SOBRE LA MARCHA: Padrepaco II

Calidez, candor, cálido...Cándido, ese hubiera sido el nombre más adecuado para Padrepaco. Era cálido, candoroso y cauteloso. Pero el adjetivo que lo calificaba era cándido y era la palabra que siempre andaba buscando delante de los amigos Casina, cuando salía el tema de conversación de su Padrepaco, sobre todo en las primeras jornadas de la ciudad una vez que el pueblo se había quedado tan atrás como un recuerdo del año pasado o del anterior y el fresquito de Madrid se empezaba notar. Siempre había alguien que preguntaba por él y es que en todo el barrio parecían conocerle y la realidad era que solamente había pisado la capital una sola vez y el barrio tan solo unas pocas horas, porque el resto se lo pasó en el velorio de su pobre hermano, que hacía mucho tiempo que no veía y que en aquella ocasión le tenía que ver de cuerpo presente y sin decir ya ná el pobre con lo que le gustaba hablar, y sacaba una sonrisa maliciosa de esa murmuración en sordina. Y en ese recuerdo y en …